¿De qué depende la calidad de nuestra educación?

En el capítulo 3 del libro “Profesores Excelentes”, cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe” de Bárbara Bruns y Javier Luque se postulan diferentes aspectos relacionados a las falencias que posee la educación en las carreras de formación docente y pedagógica que a su vez desencadenan en una educación de mala calidad en los niveles de preescolar, primario y secundario. El texto plantea que para tener en cuenta la educación como una posibilidad de profesión hay que tener en cuenta otros  factores:

 “[…] para atraer a los individuos de gran talento hacia la enseñanza, es necesario alinear un conjunto complejo e interrelacionado de factores cuya modificación puede resultar una tarea difícil y lenta, entre los que figuran los salarios y la estructura salarial, el prestigio de la profesión, la selectividad del ingreso en los programas de formación docente y la calidad de dicha formación.”

A nuestro parecer, lo planteado no está lejos de la realidad ya que consideramos que en dichas carreras debe manifestarse un nivel académico de mayor exigencia, la cual podrá permitir generar herramientas indispensables que faciliten a las personas desarrollarse en la vida social con las bases necesarias. Cuando se habla de exigencia nos referimos, desde nuestra experiencia, a que la formación en la carrera debería ser de igual o mayor complejidad que en otras carreras de nivel universitario, porque la responsabilidad que conlleva ser profesional en educación arraiga un compromiso con la sociedad y con las generaciones venideras.

“Pero lo fundamental es que la falta de selectividad socava el prestigio de la profesión y vuelve menos atractiva la educación docente para los estudiantes más destacados.”

Entendemos la cuestión de la falta de atracción por la carrera docente como una consecuencia de distintas falencias en el sistema, una de ellas es el exceso de instituciones que generan gran cantidad de docentes en lugar de haber pocas instituciones pero más controladas y de mayor calidad, que produzcan profesionales con más vocación y talento. A pesar de ello, consideramos que el cierre de las instituciones no es una solución apropiada sino que debería buscarse la forma de aumentar la calidad de las mismas.

En el texto se plantean tres mecanismos que hacen hincapié en la selectividad para la formación docente. Los mismos pueden ser eficaces en cuanto no se apliquen métodos de evaluación o parámetros estandarizados, y en cuanto no sean cambios bruscos y agresivos para lograr una adaptación en la sociedad, permitiendo así recuperar el prestigio que esta profesión amerita. 

“La experiencia internacional señala tres mecanismos principales para hacer más selectivo el reclutamiento de los profesores: • elevar los parámetros para el ingreso a los programas de educación docente; • elevar la calidad de los institutos de educación docente; • elevar los parámetros de contratación de los nuevos profesores.”

Nos parece importante destacar que si bien el sistema funciona con muchas fallas, dentro del mismo hay docentes que se distinguen por su calidad, donde la dinámica de sus clases denota una vocación que destaca su formación, su capacitación, su talento y su entusiasmo por mejorar cada vez más las siguientes generaciones y la educación. Queremos dar a entender que si bien existe una gestión ausente, no podemos generalizar ya que hay cuestiones individuales y personales con respecto al compromiso de la profesión.

A partir del análisis de las Universidades Nacionales acerca Plan Educativo Maestr@ (PEM) creemos que es indispensable resaltar acerca del plan tanto aspectos negativos como positivos. En cuanto a aspectos negativos, pensamos que los responsables de plantear y llevar a cabo el mismo deberían considerar la posición y la opinión de quienes están inmersos dentro del sistema educativo, ya que son quienes abordan diariamente las tareas con los estudiantes y que están empapados con las diferentes problemáticas que se manifiestan día a día en el aula. Habiendo analizado con anterioridad el capítulo de “Profesores excelentes” entendemos la necesidad de un cambio en el sistema educativo a causa de sus falencias, que genere un quiebre en la educación, y para ello que si bien se debería tener en cuenta sus opiniones, es indispensable que estén abiertos a modificaciones que permitan el avance positivo en el desempeño de las tareas educativas.

No estamos de acuerdo con el planteo del PEM en que se responsabilice únicamente al docente con respecto a la calidad de educación que se brinda, sin tener en cuenta que hay muchos más factores que intervienen en conjunto en la práctica de la enseñanza, por ejemplo las herramientas y condiciones que el Estado debe garantizar para que este proceso se efectúe de manera exitosa.  En cambio el análisis de “Profesores excelentes” encuentra esta falta de responsabilidad del sistema en general que deriva en los fracasos mencionados.

Otro factor a destacar en el análisis es el que plantea la falta de información por parte del PEM con respecto a la situación y los perfiles de los docentes de formación profesional, lo cual puede ser real pero a su vez no hay que desestimar que es responsabilidad del mismo Estado el que debe interiorizarse y ejercer un control constante ya que forma parte de las obligaciones de su gestión.

Conclusiones:

Cabe destacar que como país todos debemos desde nuestro lugar brindarle importancia, y procurar una mejora  que favorezca a todos por igual, cuando de educación se trata hay compromisos que no pueden omitirse, el Estado debe ser un Estado presente brindando seguridad, bienestar y compromiso a sus habitantes, tener la capacidad de debatir, de escuchar y de proponer situaciones que permitan realizar cambios  que sean positivos y que se amolden al contexto, la cultura y la realidad social, para que decisión tras decisión, ejemplo tras ejemplo, puedan concluir en una Nación gratificante.

Basta de omisión a las responsabilidades, basta de señalar a otros por fracasos que nos competen a todos, seamos dignos de una buena educación y de un país que respete los derechos de cada individuo, en la búsqueda de más acuerdos y menos conflictos.

Que la educación no sea un factor inalcanzable de muchos, sino un camino a seguir de todos.

Luchemos por generaciones con pensamientos críticos que sepan responder con mayor eficacia a las problemáticas sociales.

QUINCE

Bazzanella, Sabrina

Maidana, M. Celeste

Rosales, Maximiliano

Bibliografía:

http://www.fcedu.uner.edu.ar/observatorio/wp-content/uploads/sites/6/2017/05/Documento-general-para-revisi%C3%B3n.pdf

http://virtualeduca.org/documentos/centrodocumentacion/2014/spanish-excellent-teachers-report.pdf

Profesores Excelentes- wordpress

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s