Construyendo recursos ante el Maltrato Infantil.

Vivimos en una sociedad en que lamentablemente nos encontramos a diario con el maltrato infantil, de cualquier índole. Esta problemática es algo que nos afecta a todos sin distinción de sexo, de posición  social o económica. No siempre se sabe cómo actuar frente a una situación de maltrato hacia un menor. En esta nota vamos a intentar aclarar puntos específicos para el cual poder abordarlo en el aula.

Comenzaremos definiendo quien o quienes son las personas que deberían hacerse cargo de esta situación, primero vale aclarar que todos somos parte de una misma sociedad, por  tanto todos somos responsables y en el caso de dudar sobre una situación de maltrato hacia un menor (o hacia cualquier persona)  y no hacer nada al respecto, esto nos convierte automáticamente en cómplices de este abuso.

El ministerio de educación elaboro un libro  que le fue facilitado a los docentes en donde contiene información con respecto a maltrato infantil.

Es importante saber que si un niño es maltratado por más que haya sido dentro de su hogar, este abuso no es de carácter privado si no que es de carácter público, ya que se violó todos los derechos de ese niño. Pero estos abusos no solo pueden darse en los hogares, sino que también pueden ocurrir en las escuelas lamentablemente, tampoco son solo cometidos por adultos hacia niños, sino que también pueden ser cometidos, lamentablemente entre niños.

Pero situémonos en el ámbito educativo, que es el tema que nos compete primeramente… la escuela tiene mucha importancia ante este tipo de situaciones concretas, puesto que en el colegio un niño puede manifestar algún signo de haber sido maltratado en su hogar y en tal caso el/la docente tal vez pueda detectarlo, por esto la formación ciudadana dentro de la institución es muy importante para combatir este fenómeno.

Los docentes dentro de sus aulas pueden implementar herramientas básicas , como reglas de convivencia entre pares. Hoy en día es muy frecuente escuchar hablar sobre el maltrato diario que reciben estudiantes de sus propios compañeros, y esto no es que surgió ahora de la noche a la mañana, esto es algo que se dio siempre, pero con la diferencia de que antes no tenía nombre,  hoy si lo tiene:  “Bulling”, este maltrato dentro del aula puede darse por diferentes motivos:

  • Por la apariencia
  • Por el físico
  • Por la altura
  • Por el rendimiento académico
  • O por tener alguna capacidad diferente

Hay muchos tipos de maltratos, pero nos vamos a centrar en dos que son los más frecuentes dentro de las instituciones educativas:

  • El maltrato físico y el maltrato psicológico o emocional

“Todas las personas que son maltratadas en la infancia serán maltratadas en el futuro” Maltrato infantil, orientaciones para actuar desde la escuela.” Pág. 36.

Puede que esto no sea una regla general, pero debemos tener presente que somos una gran influencia en la vida de esa persona y podemos ayudarlo a tomar otro rumbo en su vida, desde nuestro lugar. Entonces ¿de qué formas podemos intervenir? primero debemos estar actualizados, sobre todo con respecto a los derechos de los niños, también debemos estar atentos a las señales de conducta en  niños/as que pueden indicar algún tipo de maltrato.

Dado el caso, podemos implementar trabajos dentro del aula como contenidos, para tratar el tema, y también realizar talleres de reflexión grupal.

En el caso de que estemos seguros que ocurre el maltrato, debemos:

  • Brindar contención al menor.
  • Realizar solicitar colaboración a los directivos, y /o profesionales dentro de la institución.
  • Apoyar a la víctima en la situación
  • No confrontar al niño /a con el supuesto agresor ya que generaría un daño adicional en la persona que sufre maltrato.
  • No mediar entre las partes, cuando hay asimétrica del poder no existe mediación justa; ya que al ser un delito no hay nada que mediar

Corresponde involucrarnos porque:

Es un delito el maltrato contra  menores, claramente definido por los derechos humanos, constitucionales. Estamos obligados legal y éticamente a actuar.

La supuesta víctima no puede remediar la situación en que se encuentra, está atrapada en un tipo de vínculo que quizás no se desarticule sin tener ayuda externa, entonces para romper con el circuito de maltrato es preciso que alguien del entorno intervenga. Además los funcionarios públicos deben informar ante los organismos del Estado sobre los daños que han hecho a un menor de edad.

Podemos, y debemos acompañar en el aula a todo aquel que necesite ayuda, pero también a los compañeros ya que ellos también estarán afectados por la situación y en muchos casos no sabrán como actuar. Por lo que en estos casos es bueno enfocarse en trabajos grupales, con los derechos del niño. Actividades sobre el respeto por la vida humana. Debates sobre como poder ayudar al que lo necesite, reforzar el compañerismo.

Debemos estar no solamente presentes en un aula sino también percibir  señales de ayuda… debemos poder ayudarlos a ser un poco más felices, es parte de nuestra vocación. Es parte del Arte. Es parte de ser docente.

Gomez, Lucia Belen

Vale, Maria

Pan Ramallo, Maia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s